Compartir en redes

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Así es cómo los bancos evitan ciberfraudes entre sus clientes

Consejos básicos y muy importantes para no ser víctima de un ciberfraude
Es importante tener una serie de precauciones individuales para no tener que lamentar posibles problemas.
*Accede exclusivamente a tu banca móvil desde las aplicaciones oficiales de tu banco, disponibles únicamente en el Google Play y la App Store. Presta, además, mucha atención a la hora de descargar las apps reales.
*Si quieres acceder a una web a través del navegador, teclea siempre la dirección, no sigas links, incluidos los de las búsquedas de Google, y comprueba que aparece el indicador de seguridad o candado junto al “https”.
*¿Has recibido un correo electrónico o mensaje en nombre de tu banco con un link en el que te pide introducir tus claves? Los bancos nunca van a pedir las claves de banca electrónica o los datos de la tarjeta por este canal.
*En ocasiones los ciberdelincuentes son capaces de engañar a los teléfonos móviles para que los mensajes y las llamadas parezcan reales y procedentes de las entidades. Extrema las precauciones en cualquier comunicación y recuerda que tu banco no llama proactivamente solicitando información sensible de la que ya disponen, ya sea datos personales o cualquier tipo de claves, pines o información de tarjetas.
*Generalmente los mensajes o las llamadas apelan a actuar con la máxima urgencia. Es una prueba muy fiable de que se esconde un ciberdelincuente que busca aprovecharse de situaciones de desconcierto.
*Los segundos factores u OTP (contraseña de un sólo uso, por sus siglas en inglés) son mensajes que reciben los usuarios en sus teléfonos móviles para validar determinadas operaciones. Es muy importante prestar atención a todo el contenido: importe, beneficiario, identificación del producto o de la operación… La operación que se autoriza con ese código es siempre la que figura en el mensaje, independientemente de lo que te cuenten: puede que te digan que el código sirve para detener un acceso no autorizado y en realidad el mensaje es para autorizar una transferencia.
*Con el número de usuario y la contraseña, la operativa de los ciberdelincuentes es muy limitada y necesitan la clave de autentificación. No se debe facilitar a nadie, ya que si se hace podrán realizar transferencias a través de la banca electrónica o validar la instalación de la banca móvil en otros dispositivos no autorizados.
*Los ataques también ponen su foco en las compras con tarjetas. Es muy importante recordar que nunca se va a pedir el CVV para validar compras y que se debe revisar muy detenidamente el contenido de los OTP que se reciben en el móvil y que sirven para autorizar las compras en comercios seguros.
*Los canales digitales nos ofrecen multitud de herramientas para crear entornos de trabajo seguros. Las tarjetas virtuales, que se pueden crear de manera gratuita para pagar en comercios online sin necesidad de facilitar el número real, o los avisos por operaciones de la banca móvil son sólo algunas de las opciones a disposición de los usuarios.
*En todo momento, hay que mantener actualizado el dispositivo y el antivirus. Puede ser de gran utilidad para identificar software malicioso.

Finanzas / Banca